Ulrich Seidl levanta las alfombras de la clase media austriaca




¿Como  convertirse a los 63 años en enfant terrible del cine indie?
En el caso de Ulrich Seidl, cineasta y fotógrafo de vanguardia, que retrata la cara más oculta, a un tiempo perversa y grotesca,  de algunos personajes que forman parte de la sufrida clase media austriaca.  Hombres y mujeres que disecciona con una crueldad implacable. Ulrich  nos cuenta sus historias  de  sexo, caza, ideas nazis, o religiosidad extrema. La lupa de este director, que triunfa en los festivales, nos los muestra a un tiempo ingenuos y perversos en medio de su iconografía entre pop  y kitsch y nos obliga a compadecerlos mientras nos atraen y repugnan con la misma intensidad, (Leer más)



Según los críticos: "para poder entender la bárbara civilización que habita en las cloacas de la psicología austríaca contemporánea, no sólo hay ver las primeras películas de Michael Haneke, o leer a Elfriede Jelinek y Thomas Bernhard, también es obligatorio visitar el cine de Seidl, no menos glacial, analítico y devastador que las obras de todos los citados", cuya última obra En el sótano se ha presentado recientemente en el Matadero de Madrid











Fotograma de su última y ácida comedia En el sótano


Paraíso, trilogía sobre el amor, la fe y la esperanza



Su cine al que algunos acusan de ser demasiado  cruel, sórdido e implacable se ha convertido en imprescindible  en los circuitos  underground 




El director con su mujer y guionista Veronika Franz




Filmografía y premios
Críticas

Comentarios